Cuéntame tu historia

Cuéntame tu historia

Tania

Cuéntame tu historia, eso es de lo que se trata cuando haces una fotografía. No quedarse en el mero hecho de recoger una imagen bonita o no, según la circunstancia del momento.

Al igual que la música tiene esa capacidad innegable y reconocida de agrupar personas bajo el manto de las notas musicales, la fotografia si sabemos usarla como se merece nos proporciona una capacidad narrativa bestial. Es una manera de expresión muy potente y en ello deberíamos pensar cuando ponemos el ojo detrás del visor de la cámara, en poner también el corazón y la cabeza para relatar la historia que está sucediendo.

Caben varias posibilidades, que tengas una historia real, otras que sea ficticia ( no por ello menos importante y/o atractiva) y otras veces que esa historia al ser retratada nazca sin haberlo pretendido. pero lo interesante es que nosotros tenemos una idea sobre como contar esa historia y en función a ella intentaremos narrarla.

¿Que como lo conseguimos? No es fácil y ahí reside lo emocionante…Os cuento algunos consejos para lograrlo.

Carla

Carla

Hay una frase muy oída » una imagen vale mas que mil palabras» y tiene su parte de verdad, ya que hay imágenes que solo con mirarlas llenan todo el espacio de sensaciones y no necesitan nada mas que añadir. Sin embargo, a quienes nos encanta leer, nos pone un poco mas en contacto con esa historia que pretenden contar cuando acompaña a la fotografía  un texto, incluso música. Todo ese conjunto complementa a la imagen dotándola de mucha mas fuerza.

La historia de un suspiro.

La historia de un suspiro.

Piensa en la posibilidad de un proyecto personal que a lo largo del tiempo reúna la suficiente cantidad de información para contar tu historia, real o inventada, tu historia…

Provoca una lluvia de ideas si no tienes de antemano algo que desees contar y considera todas esas ideas como posibles historias. A veces lo menos lógico termina sosteniendo verdaderas historias si forzamos nuestra cabeza.

Identifica los personajes y defínelos, (mujeres, hombres, niños, objetos..) habla con ellos y sobre todo ESCUCHA. Escuchar a los personajes y dejarles relajarse contando sus historias te da las claves muchas veces de como afrontar la fotografía con esas personas. Ellos mismos te dan las directrices de por donde caminar en este proyecto.

Busca la inspiración constantemente, en otros fotógrafos ( reconocidos o no), en libros, en conversaciones, en experiencias, TODO SUMA.

Cuéntame tu historia

Cuéntame tu historia

                                                                  Para contar historias lo mejor es vivirlas. 

LEE

SUEÑA

VIAJA

AMA

VIVE

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.