El idilio fotografia y musica.

La luz de los idolos

Fotografia de Charo Guijarro

 

Fotografía y música, dos disciplinas diferentes pero ambas transmiten sentimientos y emociones.

Los fotógrafos que está dedicados a la música trabajan en un ambiente muy particular, que cubre desde fotografiar a un banda para un disco, para algún medio especializado en eventos musicales, cubrir festivales, etc… y en cada caso unas condiciones lumínicas complicadas y diferentes. Es obvio que la luz es  cambiante, luego las necesidades técnicas también requieren mayor habilidad y estar muy alerta a esos cambios.

En realidad te sientes un poco cazador, ( de imágenes en este caso) esperando un gesto expresivo, que la luz  incida en un determinado momento y lugar para disparar ( odio este termino ), y por supuesto estudiar al artista, ver como se comporta en el escenario y prever  sus movimientos.

Es fundamental tener claro  lo que quieres transmitir sobre el personaje que sube al escenario, intentando ser lo mas fiel posible. Para mi es lo mas divertido, es como leer un libro y posteriormente relatarlo tu misma, eso si, con otros medios totalmente diferentes.

En este artículo no os voy a contar tecnicismos sobre velocidades rápidas, aperturas grandes o ISO altas, ( que por cierto cuanto he echado de menos contar con una cámara con una ISO bestial en determinados momentos y lo frustrante que es perder alguna foto.. es otro tema que dejaré para un post sobre frustraciones técnicas ).

A modo » he venido aquí a hablar de mi libro» del simpático Francisco Umbral, yo hoy prefiero hablaros sobre la estrecha relación que existe entre la música y la fotografía, tanto es así que yo lo considero un idilio.

La fotografía en el mundo de la música comenzó ganar importancia cuando se parió el rock.

El rock supuso una revolución a todos los niveles, no solo musical, sino ideológica, cultural y por supuesto todos los jóvenes se contagiaron intentando imitar la manera de vestir, la forma de peinarse, su forma de vida… en definitiva, los seguidores de este movimiento revolucionario llamado rock, querían ser clones de sus ídolos y aquí fue donde la fotografía empezó a tener la importancia que  aún hoy día perdura en el mundo de la música.

Pero si hay que nombrar a alguien en mayúsculas, como estandarte inequívoco para entender la importancia que la fotografía tuvo en el rock and roll, y por extensión a la música en general a partir de entonces,  supongo que todos sabéis quien fue, EL REY, ELVIS PRESLEY.

Con el fenómeno Elvis Presley, ya no solo era importante su música y  su voz , sino  también su imagen. Hasta la fecha, la aparición de la fotografía en la música pasó como una mera nota a pie de página a titulo informativo, un retrato identificativo sin mas pretensión, nada que ver con la explotación que de la imagen se hizo a raíz del nacimiento de este fenómeno, un merchandising bestial, creando una filosofía de vida incluso.

Y sin duda Alfred Wertheimer, el privilegiado que inmortalizó al ídolo de masas, en mil y una situación, un verdadero cuento del rock que cualquiera de los que nos dedicamos a la fotografía hubiéramos deseado recoger desde nuestro visor.

Para mi The kiss es la fotografía mas sexy de Elvis, (si alguna de ellas no lo es claro…) junto con Barbara Gray.

 

The Kiss by Alfred Wertheimer

The Kiss by Alfred Wertheimer

Elvis Listens to a Quick Cut by Alfred Wertheimer

Elvis Listens to a Quick Cut by Alfred Wertheimer

 

Pero la importancia de la fotografía para la música  no hizo sino empezar porque llegarían unos monstruos generando  imágenes como The Beatles con sesiones inacabables, con una lluvia incesable en las portadas de las revistas, y con un ansia de material gráfico por parte de sus millones de seguidores a nivel mundial. Una locura visual, fueron estos chicos a quienes Robert Freeman  fotografió para muchos de sus discos e incluso  fue él quien creó los carteles de las películas de «La noche de un día duro» y «Help!».

 

Estos fueron los primeros idilios entre fotografía y música y desde entonces no han parado de ir de la mano para acercar al público hambriento las imágenes de sus ídolos. Lo han hecho y muy bien Andy Cherniavsky, la mujer que nos mostró el rock de los 80. Fotografió a gente como Virus, Soda Stereo. Una verdadera afotunada que trabajó para la revista Rolling Stones

«y un día, cubriendo un recital, vi la correa de la guitarra y la correa de mi cámara, y me di cuenta de que tenía un lugar. Yo no quería ser groupie, quería ser fotógrafa. Y lo logré»

¿ Que hubiese sido de nuestra vida sin Mick Rock? de la mia y de la vuestra, porque muchos de vosotros debéis admirar a David Bowie, Iggy Pop y Lou Reed puedo seguir.. Syd Barrett, The Sex Pistols, The Ramones, Joan Jett, Talking Heads, Roxy Music, Motley Crue , Blondie y como no, por quien yo hubiese dado años de mi vida solo por estar frente a ellos y demorar el click de mi cámara hasta la eternidad, QUEEN. Muchos han sido  los que han imortalizado a este titán Freddie Mercury teatral, brillante, excesivo y… maldito.    

Hace solo unos días alguien me dijo : » yo no entiendo nada sobre fotografía»

Fluidos acusticos

Fotografia de Charo Guijarro

La fotografía, al igual que la música no hay que entenderla, hay que sentirla.

 

Luz y acordes

Fotografia Charo Guijarro

Festival de Los Sentidos

Fotografia de Charo Guijarro en el Festival de Los Sentidos

MUSICA-14

Fotografia de Charo Guijarro

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.